Danza la Vida a Colores

Basándose en técnicas psicomotoras para adultos, este caminos apunta a escucharse a uno mismo, a proprio físico y del propio estado emotivo y sostiene la integración motora, afectiva y relacional de la persona. Los participantes son invitados a exprimirse a través del movimiento y la expresividad, tanto individualmente como interactuando entre ellos, sostenidos por música elegida por su poder evocativo-emocional.

La danza se comprende como el libre movimiento conectado con la emoción la cual se convierte en expresión.

El grupo es un valor añadido, es el amplificador no juzgante y evocador de seguridad y protección para aprovechar las oportunidades que a vida ofrece.

Realizar una danza simple lleva al cambio de los esquemas motrices, los varios impulsos de adaptación a cada movimiento de la danza comportan una complejidad muy superior de aquella puesta en juego por ejercicios realizados mecánicamente. La componente emotiva y relacional al interno del grupo restablece la comunicación y fortalece la conciencia de la propia identidad, la fe en sí mismos y la autoestima aumentan, y con ello el agrado del movimiento.

No es necesario estar “hechos para la danza”, ni mucho menos, saber bailar. Basta con la disponibilidad de vivir un momento de bienestar y espontaneidad dejando ir las tensiones, condicionamientos y preocupaciones.

OBJETIVOS

Los objetivos que la actividad se pone son:

  • mantener la escucha del propio cuerpo en relacion al propio estado emotivo;
  • redescubrir y valorar el propio cuerpo como fuente de bienestar;
  • mantener la capacidad de exprimir las propias emociones a traves de la mimica facial, la gesticulacion corporal y el movimiento;
  • experimentar la fluidez cual auxilio para aflojar las tensiones emotivas y la rigidez muscular;
  • experimentar equilibrios y desequilibrios potenciando la percepcion del propio baricentro;
  • experimentar tecnicas de respiracion y relajacion;
  • experimentar movimientos inusuales con el fin de contrastar esquemas motrices disfuncionales;
  • estimular la inteligencia creativa, el pensamiento divergente y la empatia;
  • mantener la fe en si mismos y la autoestima.